Semana Santa 2021

Este año, los cultos y procesiones se han visto condicionados por las restricciones que padecemos a causa de la situación sanitaria. Si bien los hemos podido celebrar, con la mayor devoción y solemnidad, en nuestro templo parroquial, las procesiones debieron de suspenderse por segundo año consecutivo.

Tanto el Triduo, previo a la Semana Santa, como el Viernes y Sábado Santos numerosos cofrades y devotos acudieron a la cita con nuestros sagrados titulares. Nos llenó de especial alegría la presencia, los días 25 y 26 de marzo, de un icono de la Anunciación procedente de la ciudad Siria de Homs.  Dicho icono fue tiroteado por terroristas yihadistas que tomaron el control del casco histórico de Homs durante la guerra civil de Siria y ahora pertenece a la fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada. Se recaudaron 145 € que fueron entregados a dicha fundación para sus obras de caridad.

El Viernes Santo, 2 de abril, se organizó un Vía Crucis, presidido por el Yacente y la Dolorosa ante el altar, escoltados por la Guardia Civil y la Policía Nacional. El acompañamiento musical corrió a cargo de la Banda de la Unión Musical del Principado.

El Sábado Santo, 3 de abril, ante la imagen de la Soledad, escoltada por el Cuerpo de Bomberos de Oviedo, celebramos una oración de acompañamiento a la Madre. Se le presentaron las súplicas que sus devotos han depositado a lo largo del año y se pidió de forma especial por los fallecidos durante la pandemia. La recién estrenada Bandera de Difuntos ocupó un lugar de honor junto a la Madre en su Soledad.