01 Julio de 2017

Peregrinación fin de curso

Participamos del Jubileo Lebaniego.

El Monasterio de Santo Toribio de Liébana, en la vecina comunidad de Cantabria, fue el destino de la peregrinación de acción de gracias por el curso pastoral 2016/17, efectuada en el día de hoy.

A las ocho y media de la mañana un grupo de ochenta peregrinos, presididos por el Rector D. José Luis Alonso y el Hermano Mayor Joaquín Iglesias, comenzamos el viaje rumbo hacía los valles de Liébana; para agradecer a Dios, los trabajos y frutos del curso que acabamos de concluir, y obtener las gracias del Año Jubilar de la Santa Cruz. Antes de llegar al destino hicimos un alto en el camino en la localidad de Unquera para desayunar y comprar las típicas corbatas de hojaldre.

Una vez alcanzado el monasterio, donde lucía un sol radiante, guardamos la cola para acceder al templo por la Puerta Santa y participar de la Santa Misa de los peregrinos con un templo a rebosar de fieles. Concluida la celebración eucarística pasamos a besar la reliquia de la Santa Cruz del Señor que se conserva, desde tiempo inmemorial, en el monasterio. Como testimonio de nuestra peregrinación D. Javier Lombraña, presidente de la Cofradía de la Santa Cruz (fundada en el siglo XII), nos hizo entrega del diploma de peregrinos.

Cumplidos los ritos jubilares nos dirigimos hacía la cercana localidad de Potes, donde compartimos la comida de hermandad en el restaurante La Serna. La sobremesa la disfrutamos en esta localidad, tanto de sus establecimientos hosteleros como de los monumentos: la Iglesia Parroquial de San Vicente, el Torreón, el Centro de Estudios Lebaniegos,… y sobre todo sus calles y plazas que evocan tiempos medievales. Concluido el tiempo libre retornamos a Oviedo, después de disfrutar de una gran jornada, tanto climatológica como de hermandad.

Cofradía del Santo Entierro y Nuestra Señora de los Dolores
- Parroquia de San Isidoro el Real de Oviedo -
c/ Magdalena, nº10, 1ºIzda.

Valid XHTML 1.0! Valid CSS! Desarrollado en PHP Dise�o Web: nacho rico